Blogia
Blog de CHEPE

Qué hacer durante un terremoto

La Nacion Blogs

Mariana Trigo Viera

Qué hacer durante un terremoto

Japón es uno de los países más sísmicos del planeta (al igual que Chile) y anualmente sufre miles de terremotos, muchos de ellos imperceptibles para nosotros pero no para el Japan Meteorological Agency, quién registra cada movimiento por más pequeño que sea. Como era de esperar, los nipones viven investigando este fenómeno y capacitando a la población en relación a futuros terremotos. De hecho, hay un sitio Web dedicado a la prevención del famoso terremoto que Japón espera desde hace ya varios años: el terremoto de la región de Tokai

El otro día me llamó una amiga y estuvimos hablando acerca de las medidas que se deben tomar en un caso así. «¿Qué sabía yo sobre el tema?» No mucho. ¡Error!!! Ahí fue cuando me acordé lo que nos había comentado un amigo de Ale que había ido a un Centro de Prevención de Desastres en la ciudad de Nagoya.

-Te meten en una habitación y simulan un terremoto, de esa manera te capacitan sobre qué cosas hay que hacer y qué cosas no -nos dijo en aquel momento.

«¿Conclusión?» El sábado pasado nos fuimos a Nagoya a ese centro de capacitación. Lo llamamos a Lucas, Santiago y esta vez se sumó Esteban, otro amigo argentino. Nos fuimos en patota, queríamos aprender qué hacer frente a un terremoto y qué mejor lugar que Japón para informarse sobre el tema.

Un terremoto puede durar desde unos pocos segundos hasta algo más de un minuto. Si es grande, primero vas a sentir algo así como un mareo, pero luego el suelo vibrará violentamente y posiblemente pierdas el equilibrio. Es importantísimo no perder la calma, seguramente tu reacción será de sorpresa y confusión; después vas a entender que se trata de un terremoto.

Simulacro de terremoto
En el Centro de Prevención de Desastres de la ciudad de Nagoya tienen preparada una habitación para capacitar a los ciudadanos acerca de qué cosas se deben hacer en caso de vivir un terremoto estando dentro de una casa.

Nos dividieron en dos grupos y los primeros en pasar fuimos Ale y yo. Nos sacamos los zapatos y entramos a una habitación que simulaba ser una cocina. La instructora nos dijo que apenas empecemos a sentir el movimiento que nos metamos debajo de la mesa y que nos protegiéramos la cabeza lo mejor que pudiéramos. En el supuesto caso de que tuviera el fuego de la cocina prendido, hay que apagarlo antes y luego refugiarse.

La habitación se empezó a mover… y no les miento, parecía el Zamba. Algunas cosas se empezaron a caer. Desde afuera la instructora nos indicaba el grado de movimiento al que nos estaba sometiendo. «¡Esto es horrible! Los terremotos reales que viví fueron mucho más leves», pensaba. Apenas cesó el movimiento, nos dijo que cerráramos las llaves principales de gas, agua y luz porque después de un movimiento sísmico importante era muy probable que comenzaran las pérdidas.

Filmé un pequeño video del simulacro

Más datos

Si estás en un edificio de departamentos:

  • No intentes salir corriendo y mucho menos bajar por el ascensor.
  • Abrí una puerta o ventana que sirva como vía de evacuación.
  • Buscá una mesa o mueble sólido para refugiarte.
  • Alejate de todo objeto que pueda caerte encima y de las ventanas o espejos cuyo cristal pueda estallar y cortarte.
  • Protegete la cabeza con las manos y si es posible, con un libro, periódico o casco.
  • Una vez que termine el movimiento bajá por la escalera.

 Si estás en un lugar público (supermercado, cine, biblioteca, etc.):

  • No corras despavorido hacia la salida. Se puede crear una avalancha humana y seguramente habrá más heridos que por el propio terremoto.
  • Alejate de las ventanas o puertas de cristal.
  • Si está en el cine o el teatro tirate al suelo, de rodillas, cubrite la cabeza y cuello con las manos. Procurá además realizarlo en el hueco de tu butaca, de manera que los demás puedan hacer lo mismo en sus respectivos huecos.
  • En espacios con estanterías (bibliotecas, supermercados, etc.) salí de los pasillos donde se encuentran las estanterías y agáchese, de rodillas, cubrite la cabeza y cuello con las manos, junto a los laterales de las estanterías.
  • En la escuela, los niños y estudiantes deben arrodillarse debajo de cada banco, poniéndose un libro sobre la cabeza.

 Si estás manejando:

  • Pará el vehículo con calma en algún lugar que no obstruya la calle.
  • Nunca te detengas debajo o sobre la plataforma de un puente; tampoco junto a postes.
  • No salgas del vehículo hasta que termine el terremoto.

Si estás caminando por la calle:

  • Alejate de los edificios, postes o árboles. Buscá un lugar lo más abierto posible.
  • Si no hay ninguno cerca, cubrite en el zaguán de la casa más próxima, preferentemente bajo el marco de la puerta de entrada, sin penetrar en el hall de la vivienda.

 Si estás cerca del mar:

  • Existe la posibilidad que luego de un terremoto crezca la marea o llegue un tsunami.
  • Alejate de la costa y buscá un lugar alto para refugiarte.

Estos fueron algunos de los datos que me parecieron importantes contarles. En la visita al Centro de Prevención de Desastres también nos informaron acerca de incendios y tsunamis

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres