Blogia
Blog de CHEPE

El Acelerador de Particulas

Emoción en el mundo científico por inauguración de maquina para investigar el origen del universo

En el Centro Europeo de Investigación Nuclear (Cern) se realizó el envío del primer haz de protones por el acelerador de partículas. Dicen que pueden ir más atrás del origen del universo.

 

Una ráfaga de protones dio ayer la primera vuelta completa al anillo de 27 kilómetros del acelerador de partículas LHC, considerado por algunos como el mayor experimento del siglo.

Ese giro que dieron las partículas era esperado por los científicos desde hace más de 15 años, tiempo que tardaron en construir el aparato gigantesco con el que pretenden entender la naturaleza de la materia y el origen del universo.

A las 9:30 a.m. de Ginebra (Suiza), donde tiene sede el Centro Europeo de Investigación Nuclear (Cern), que lidera el instrumento científico, se prendió por primera vez el acelerador.

Una luz en las pantallas de control indicó que el haz de protones había entrado correctamente en la primera sección del anillo, ubicado a 100 metros bajo tierra en la frontera entre Suiza y Francia. Tras este inicio, siguió el lanzamiento de un segundo haz que giró en sentido contrario.

Las partículas se lanzaron a muy poca velocidad y tramo a tramo porque el objetivo era sencillamente comprobar que todas las piezas del LHC estén funcionando correctamente.

Guiados por imanes enfriados a -271 grados centígrados, los haces serán acelerados hasta una velocidad cercana a la de la luz, después de lo cual los harán chocar, generando energías similares a las que había cuando se produjo el Big Bang.

"Sabemos que, a pesar de los grandes conocimientos que tenemos del universo, desconocemos el 95 por ciento de la materia, y ahora tenemos el mecanismo para transformar la teoría filosófica del Big Bang en física experimental, lo que es absolutamente fantástico", afirmó Carlos Rubbia, Premio Nobel de Física en 1984.

"Ahora estamos en la posición de retraernos más y más atrás, al origen del universo, y de poder no solo observar, sino simular, esos instantes", subrayó el físico italiano.

"Es emocionante ver ese tremendo monstruo que empieza a respirar. Ha habido mucha euforia, muchos nervios y mucho estrés", afirmó Diego Romero, estudiante chileno becado en el Cern.

Suicidio en India

Pero la magnitud del experimento, que emociona a científicos, asusta a los civiles. En la India, por ejemplo, se reportó el suicidio de una jovencita que quiso adelantársele al ’fin del mundo’ que creyó iba a producirse con la puesta en marcha del acelerador.

Muchos de sus compatriotas se afanaron a buscar su plato favorito o se dirigieron con fervor a los templos para orar por los suyos.

"No he dejado a mi marido ni a mis hijos que salgan de casa porque quería pasar el que podría ser el último día de mi vida con mi familia", dijo Renuka Das, un ama de casa.

GINEBRA, EFE Y AFP

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres